jueves, 3 de marzo de 2011

la prostitucion en el salvador


INTRODUCCION:la prostitucion es uno de los principales problemas de la ciudad capitalina ya que las trabajadoras del sexo son las que se apoderan de zonas publicas en la noche.





Cerca de las 7:00 de la noche, la apariencia comercial o residencial de algunas calles de la capital cambia. A esa hora aparecen una a una, figuras muy estilizadas y con diminutas ropas que intentan atraer la atención de sus potenciales clientes. Se trata de las y los trabajadores del sexo que ocupan las vías públicas para ofrecer sus servicios sexuales, para ganarse la vida.


Aunque realmente no se sabe si es una manera de ganársela o realmente quitarse la vida, la verdad es que ofertan sus servicios porque cuentan con una abundante clientela.
Muchos ciudadanos se sorprenden por el aumento de este tipo de actividad, ante la cual las autoridades parecen no hacer nada.
"Ahora se encuentran muchachas, bueno y también muchachos, vestidos de mujer por todas partes. Esto a las autoridades se les salió de control y aunque dicen que lo van a regular, ahí las sigue viendo en las calles", recalcó Máximo Iraheta, un ciudadano de 62 años que recuerda que antes este tipo de actividad era regulada.
"Prostitución siempre ha habido en esta ciudad, pero yo recuerdo que antes las muchachas estaban en locales, así como allá en la Avenida y no se las encontraba uno en la calle ofreciendo sus servicios", recuerda.


Esta situación es percibida por muchos ciudadanos como falta de voluntad de las autoridades por regular o mantener vigilados a quienes ofrecen servicios sexuales en las calles, pese a las incomodidades que generan a quienes viven cerca de donde ofrecen sus servicios o transitan por esas zonas.
El comisionado Gersan Pérez, jefe de la unidad del 911 de la Policía Nacional civil (PNC), aseguró "nosotros como policía no podemos hacer nada, el tema del ordenamiento le corresponde a la alcaldía municipal de San Salvador".
Pérez detalló que como Policía tienen identificados algunos puntos donde se concentra una buena cantidad de trabajadores del sexo, que es donde se generan algunas denuncias relacionadas con ilícitos que son cometidos por estas personas en contra de sus clientes o viceversa.
"Tenemos identificados puntos de la capital como la prolongación de la Calle Arce y 49 Av. Norte, sobre la 5a. Av. Norte y 27a. Calle Poniente, Alameda Roosevelt a la altura de La Joya y en los alrededores del Café de Don Pedro", detalló.
AGRESION Y MALTRATO:


"Tenemos información que a menudo son agredidas y también se convierten en agresores de sus cliente. Muchas veces estas personas se dedican a la venta de drogas y también se da el caso que algunos extorsionan a la gente que busca sus servicios", explicó el jefe policial.

  


Según el comisionado, se estima que en días como viernes y sábado, se concentra en la capital salvadoreña un promedio de mil trabajadores y trabajadoras del sexo.
"Pero esto no es solo en las calles, también en barras show, cervecerías, prostíbulos y otros lugares", detalla.
Pérez considera que esta cifra no es alarmante o significativa si se compara con naciones como "Colombia, donde se habla de 250 mil prostitutas; y México, donde la cifra ronda las 500 mil".
Según datos extraídos de la página web del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, la capital salvadoreña tiene un alto índice de violencia, maras, drogadicción y promiscuidad; y en ella se encuentran establecidos: 20 night clubs, 20 barras show, 390 bares, 15 billares, 165 abarroterías, 45 distribuidores de licor. La información señala "que los night club y barras show operan bajo licencias de venta de cerveza y licor, no están registrados bajo el rol que les corresponde; en la misma situación se encuentran los prostíbulos, ya que son registrados como cervecerías".
ACCIÓN POR LA ALCALDÍA CAPITALINA:

La situación hace recordar a los capitalinos, que en 2009, Norman Quijano, entonces candidato a alcalde por el partido ARENA, prometió durante su campaña sacar de las calles a quienes ofrecen servicios sexuales.
"Quijano prometió muchas cosas cuando era candidato pero si usted se fija, de eso poco se ha hecho. Esto de la prostitución en las calles cada día sigue creciendo y no se hace nada por sancionarlo o evitarlo", enfatizó Mirna Carballo, ciudadana.
"Aquí en la calle uno se encuentra de todo, mujeres y hombres casi chulones y pasan patrullas policiales y no hacen nada por sacarlos de las calles", recalcó.
Para algunos padres de familia la situación se vuelve intolerable, sobre todo cuando no encuentran las palabras para explicar a sus pequeños las razones por las cuales los trabajadores del sexo se encuentran con ropas provocativas en plena vía pública.


"Es feo que los hijos le pregunten a uno que 'por qué esa gente anda así en la calle' cuando ven a mujeres y hombres casi desnudos prostituyéndose y usted no les puede decir que andan en la playa porque los niños de hoy no son tontos", reconoce Elena Morales, madre de familia.
"Las autoridades deberían hacer algo para evitar que estén en la calle y sobre todo con ropas que dejan ver casi todo", exhortó.
Sobre el tema de la regulación del comercio sexual en la vía pública, se consultó con Gilbert Cáceres, director del cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) de la alcaldía de San Salvador.
El director aseguró que como ente regulador del espacio público, la única facultad que tiene la comuna es la imposición de multas a quienes ofrecen servicios sexuales en la calle, esto en base a la "Ordenanza Contravencional del Municipio de San Salvador".
"En base al artículo 36 de la Ordenanza Contravencional el señor alcalde y su concejo hicieron la promesa de sacar de las calles a las prostitutas", reconoció Cáceres.
Dicho artículo reza de la siguiente manera: "El que en la vía pública ofreciere o solicitare servicios sexuales y de manera notoria o con escándalo perturbe el orden público, lesione la moral y las buenas costumbres u ofenda el pudor con sus desnudeces o por medio de palabras obscenas, gestos, actitudes o exhibiciones indecorosas será sancionado con una multa de 300 a 1000 colones".
"Como le digo, la ley solo nos faculta a poner infracciones o esquelas. Eso es parte del trabajo ordinario que a diario realiza el CAM", explicó Cáceres.

CASTIGO O PENALIZACIONES A TRABAJADORES/AS DEL SEXO:


El funcionario detalló que en lo que va del año se han impuesto entre 800 y 900 esquelas en promedio al mes, de las cuales un 10 ó 20 por ciento está relacionado con el tema del trabajo sexual en la vía pública.
"Si se les pone la esquela, se tiene que pagar en los ocho días siguientes; si no lo hace, se declara en rebeldía", detalló el director.
Quienes reciben una multa por ofrecer sus servicios sexuales en la vía pública y no quieren pagarla, pueden solicitar una audiencia ante un delegado municipal para argumentar las razones por las que no quieren hacer el pago correspondiente.
"Es un procedimiento bastante administrativo, la ley no nos faculta para sacarlos de las calles", reconoció Gilbert Cáceres.
Según la ordenanza contravencional, la cantidad a pagar oscilará entre los $34.28 y los $114.28, la cifra dependerá de la reincidencia del trabajador sexual.
Cáceres dio a conocer además que las autoridades de la comuna se encuentran trabajando para buscar una solución a este vacío de ley que les impide regular de manera eficiente el comercio sexual en las calles de la capital salvadoreña.
"Las alternativas tienen que encontrarse para poder sacar a esta gente de calles de la capital", dice.
Durante un recorrido por la zona de la prolongación de la Calle Arce, un grupo de agentes de la PNC fue consultado sobre la situación de las personas que ofertan servicios sexuales en el lugar.
Los policías reforzaron la posición del comisionado Pérez, al asegurar que ellos no pueden hacer mayor cosa para sacar de las calles a los trabajadores del sexo.
"Lo que uno hace seguido son registros, porque a veces cometen ilícitos con sus mismos clientes", señaló un agente.
El policía, que prefirió el anonimato, indicó que muchas veces los mismos clientes les hacen denuncias verbales cuando han sido víctimas de sus servidores sexuales. "Cuando uno les pide que hagan la denuncia directa en una delegación, eso no les gusta porque entra en juego su reputación".
Según los policías, el negocio de los trabajadores sexuales va en aumento porque sus clientes no son personas de escasos recursos, sino gente que por lo menos aparenta tener un buen estatus social.
"La mayoría de los clientes viene en grandes carros y ya saben a quién vienen a traer", detalló otro policía.
Por otra parte, los agentes señalaron que los miembros del CAM por lo general hacen sus rondas en horas del día, cosa que no rinde frutos porque los trabajadores sexuales solo están en la zona por las noches. "En la noche es que esta gentes se convierten en los señores de la calle", reconoció.

video

Los encargados de garantizar el orden en la vía pública, señalaron que eventualmente se dan enfrentamientos entre homosexuales y trabajadoras del sexo que se pelean por el territorio y por los clientes.


CONCLUSIÓN: la prostitucion en el salvador es un problema que hoy en dia es el trabajo nocturno con mas influencia en las calles capitalinas ya que es ai donde mas casos de prostitucion se presentan en el salvador. en los ultimos casos se adado la participacion de personal del ejercito y policias como clientes.

RECOMENDACIONES: 1)  evitar ser cliente de dichas trabajadoras del sexo para una mayor prevencion de enfermedades de transmision sexual

2) tener como ultimo recurso el trabajo del sexo ya que cada persona tiene oportunidad a un trabajo digno.

3) no creer en la ofertas de trabajos pocos confiables que se encuentran en internet ya que pueden ser trabajos de prostitucion.





CIBERGRAFIA:



http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_completa.asp?idCat=6375&idArt=4661456